Las puertas blindadas en Getafe, al igual que las acorazadas, están fabricadas para brindar máxima seguridad tanto en el hogar como en oficinas o negocios. En efecto, las puertas de acceso son el primer elemento que debemos reforzar para dificultar cualquier intento de robo y este tipo de puertas son las mejores para tal fin. ¿Pero cuáles son las diferencias entre una y otra?

La puerta blindada es aquella cuya estructura de marco y de hoja está compuesta por madera y cubierta con una ligera chapa de hierro que brinda una mayor robustez a la estructura. Son las más utilizadas como puertas de acceso y tienen un coste intermedio pero no brindan tanta seguridad como las acorazadas ya que su resistencia global frente a ataques es sensiblemente menor a la de éstas. 

Tal como nos explican los profesionales de Gercar, en las puertas acorazadas tanto la estructura del marco como la hoja están constituidas por un armazón de hierro o acero y cubierta con un panel de madera con el fin de brindarle una estética más natural y agradable a la vista. La estructura de metal hace que estas puertas sean mucho más seguras que las blindadas. 

Como vemos, la principal diferencia entre ambas puertas es su composición. Mientras que las puertas blindadas en Getafe están compuestas por una estructura de placas u hojas de madera insertadas con aleaciones de metal, en el caso de las acorazadas, su composición contiene tubos de acero reforzados especialmente colocado entre los elementos de la puerta..

Ya conoces entonces las diferencias entre estos dos tipos de puertas. Ahora te queda decidir cuál es la que mejor se adapta a tus necesidades y presupuesto.