Muchas son las opciones para escoger entre la gran variedad de tarimas quick step en Madrid, pero lo primero que debemos escoger para cerrar el círculo de opciones es si preferimos un suelo natural o uno artificial.

En primer lugar, debemos dejar claro que hoy en día los suelos artificiales están tan conseguidos que muchas personas no llegarían a diferenciar un suelo natural de otro artificial, algo en lo que, antiguamente, sí se notaban grandes diferencias a simple vista.

Existen diversas opciones de tarimas quick step en Madrid artificiales, como suelos laminados y de vinilo.

Los factores que hemos de tener en cuenta para decidirnos, aparte de la estética obviamente, son la resistencia, el mantenimiento y, cómo no, el precio.

La madera natural suele ser muy acogedora y agradable al tacto de los pies, pero también su precio suele ser mayor, además de ser más delicada, por lo que requiere un mayor cuidado y limpieza.

Los suelos artificiales son más resistentes, por lo que necesitan menos cuidados. Además, por norma general, son también más económicos.

Estos aspectos son determinantes para decidir. Si el suelo se va a instalar en una casa con niños y mascotas, probablemente compense poner uno de tipo artificial que aguantará más, se limpiará más fácilmente y no sufrirá tanto como uno de madera natural.

Tampoco conviene poner madera natural en espacios públicos que van a tener mucho tránsito como locales comerciales, puesto que su durabilidad será bastante menor.

No debemos confundirnos pensando que el suelo artificial, por ser más económico, es sinónimo de peor. Simplemente son diferentes y cada uno se adecúa más a unas situaciones que a otras, pero existen excelentes opciones y tipos de suelos artificiales que quedarán preciosos y cómodos una vez instalados.

Desde Gercar te animamos a contarnos qué tipo de suelo te gusta más y por qué.