Elegir una tarima flotante en Leganés que deseemos para la casa es una opción adecuada y que se adapta fácilmente a nuestros espacios. Y con poco dinero la podemos mantener.

Una limpieza de tarima flotante en Leganés la podemos realizar sin disponer de algunas cosas especiales, tan solo con paños atrapapolvo que sean desechables. Y si limpias a diario, esta es una buena opción para evitar rayones provocados por la acumulación de polvo cabello.

Si prefieres, también podrías utilizar la aspiradora siempre con un adecuado cepillo suave que no dañe el suelo con el plástico.

No utilices cepillos ni escobas estándares, pues la dureza de las fibras puede rayar la superficie. También recuerda siempre utilizar la mopa en el sentido que fueron colocadas las piezas para que pueda sacar cualquier suciedad que haya caído en las pequeñas líneas entre ellas.

Limpia cualquier derrame inmediatamente, si algún líquido queda en el suelo durante un rato, puede manchar e incluso dañar la capa protectora del piso.

Utiliza una esponja suave o un paño para absorber el exceso de líquido. Enjuaga, vuelve a pasarlo solo húmedo para quitar cualquier suciedad y luego sécalo muy bien con un paño suave. No permitas que el área quede mojada, procura no utilizar cubetas para evitar que se derramen mientras haces el trabajo.

Limpia el suelo desde el fondo de la habitación hacia fuera, así evitarás pisar sobre el suelo húmedo y dejar huellas. Si el suelo queda apenas húmedo y las habitaciones ventiladas, puedes dejarlo secar al aire. Sécalo con un paño de microfibra que esté seco y limpio.

Limpia la tarima cada dos meses aproximadamente. Si no es un área de mucho tránsito, deberás limpiar la zona con un cuarto de taza de vinagre blanco en un litro de agua.
En Gercar queremos ofrecerle siempre los mejores consejos para que tu tarima te dure para toda una vida.