Los colores tienen un gran impacto en nuestra percepción del espacio. Como expertos en tarimas Quick Step en Madrid, queremos ayudarte a elegir el color del suelo que mejor se adapta a tu espacio.

Gracias a nuestra experiencia en tarimas Quick Step en Madrid, sabemos que una de las prioridades en nuestros hogares es tratar de conseguir sensación de amplitud. Si este es tu caso y tienes habitaciones pequeñas y con poca luz, lo mejor es optar por una tarima de tonos pálidos. Los beiges y blancos aportan mucha luminosidad y hacen que nuestra habitación parezca mucho más espaciosa. Si quieres usar muebles o decoración colorida en un espacio pequeño, te recomendamos un suelo beige neutro para lograr un resultado muy satisfactorio.

Los tonos marrones y rojizos crean ambientes cálidos y acogedores, pero si son muy oscuros pueden hacer que el espacio parezca más pequeño, obteniendo un resultado no deseado. Estos tonos son ideales para estancias grandes y con mucha luz. Si tenemos un espacio amplio con muebles robustos o de tonos claros, una tarima marrón chocolate puede dar un efecto muy interesante.

Por otra parte, los grises otorgan un aspecto muy elegante. Combinan tanto con tonos fríos como cálidos. Si tenemos un salón con mobiliario clásico y queremos actualizar el espacio, un suelo gris perla puede darnos el equilibrio que buscamos.

El suelo negro puede resultarnos arriesgado, pero nada queda tan lujoso si sabemos cómo aplicarlo. Si contamos con un espacio amplio y abierto y buscamos un diseño moderno, podemos conseguir un toque impresionante combinando una tarima oscura con paredes y techos blancos.

Si aún tienes dudas sobre el color que deberías elegir para tu suelo, no lo dudes y consúltanos. En Gercar te asesoramos personalmente para que saques el máximo partido a tu espacio.